Embarrada derrota en Oviedo que servirá a Cáceres para seguir aprendiendo

Embarrada derrota en Oviedo que servirá a Cáceres para seguir aprendiendo

El Cáceres Patrimonio de la Humanidad cae ante el Unicaja Banco Oviedo en Pumarín en un partido muy trabado con muchas interrupciones y hasta cuatro jugadores de ambos equipos expulsados.

El polideportivo municipal de Pumarín fue escenario este sábado de la segunda derrota en LEB Oro esta temporada del Cáceres, que aguantó y fue capaz de reponerse de todo lo que iba sucediendo en este encuentro correspondiente a la sexta jornada.

Complicado, trabado y con muchas interrupciones (hasta el segundo tiempo empezó tarde por problemas en el marcador) es la definición del choque frente a Unicaja Banco Oviedo que dio en rueda de prensa el técnico extremeño, Roberto Blanco.

Y es que hasta quince faltas se pitaron solo en el primer cuarto, nueve de ellas de los visitantes, que veían cómo expulsaban a su jugador Mateo Díaz pocos minutos después de comenzar el segundo periodo por dos antideportivas.

Cáceres seguirá trabajando, aprendiendo de esta derrota, para competir y demostrar lo que vale en una liga en la que se sitúa con un balance de 4 victorias y dos derrotas, en la sexta plaza momentánea de la clasificación.

“Nuestro equipo tiene mucho margen de mejora, es algo más que un equipo físico que juega al límite, y hoy no ha sido así especialmente”, ha apuntado su entrenador.

Hizo daño en los primeros diez minutos Kamba, por parte del equipo ovetense, con 11 puntos en dicho periodo (25-23), un jugador que acabaría sumando 18 puntos al marcador local, entre ellos cuatro triples.

Canastas que no entraron desde la línea de tres a Cáceres, que acabó con 24 por ciento de acierto (6/25 en triples).

Tras un parcial en el segundo cuarto de 16-00 para Oviedo y poner ventaja de 15, el equipo extremeño supo engancharse al partido y llegó al descanso con el tapón de Belemene y dos triples del Dukan y Sanz, dejando el marcador 49-41.

La segunda parte comenzó con los diez puntos de Schmidt en un abrir y cerrar de ojos que, más la aportación de Lobo y Olaizola, pusieron el 56-55 a falta de trece minutos, algo que supo contrarrestar el equipo local con dos triples consecutivos para llegar al último cuarto 67-60 y sin Toledo en el conjunto verdinegro, que se retiró por un golpe en la cara.

Los diez últimos minutos fueron para Oviedo (20-15 de parcial), donde brillaron especialmente Frey (22 puntos y varios triples en momentos decisivos) y Arteaga (con su veteranía anotando 19 puntos y con 6 rebotes).

Todo ello a pesar de las buenas defensas de los visitantes, que veían cómo se les escapaba el partido, algo que seguro que les servirá para aprender a mantener la calma en momentos de tensión.

Los 17 puntos de Schmidt y Mbala marcaron la mejor anotación por el Cáceres, en el que acabaron expulsados también Sanz y el norteamericano por faltas, al igual que Kabasele en los locales.

Destacaron en el aspecto reboteador Belemene y Mbala que se llevaron 10 y 13 balones, respectivamente, mientras que el canterano Alex Trapote jugó sus primeros tres minutos en pista esta temporada.

“No hemos sabido controlar ni competir en ese barro que se ha creado hoy en el partido”, ha dicho Blanco.

Para el entrenador visitante, su equipo ha hecho un “gran esfuerzo» ante “muchas adversidades, lesiones y demás”.

“Creo que hay que estar contento con el trabajo de los chavales y creo que nos tiene que servir para entender situaciones complicadas que nos podemos encontrar en la liga, en campos y ambientes duros”, ha asegurado.

Preguntado por la cantidad de faltas pitadas, el técnico ha apuntado que el Cáceres no ha planteado un partido físico de inicio, “no hemos hecho el partido más físico de la temporada, especialmente en el primer cuarto, Oviedo se fue a 25 puntos, no ha habido apenas contacto ni intensidad”, ha insistido.

“Los árbitros han hecho lo que han creído conveniente y supongo que analizarán el partido como yo haré y sacarán sus conclusiones internas, realmente con ellos no vamos a hablar hasta que no los vea dentro de tres meses en otro partido”, ha afirmado.

Así, Blanco ha dado la enhorabuena a Oviedo, que “ha sabido leer mucho mejor el partido que nosotros, nada que objetar a su victoria”, ha apostillado el técnico para quien el conjunto extremeño le ha dado “muchos oportunidades” durante los cuarenta minutos.

La ilusión continúa en el Cáceres para seguir dando “mucha guerra” en esta competición en la que el miércoles recibe en el Multiusos al Força Lleida a partir de las 20:45 horas.

Acerca de Dpto de Redacción 1190 Articles
Correo: prensa@deportescaceres.com

Be the first to comment

Deja un comentario