El Cacereño Femenino tuvo que remontar y sufrir para pasar a la siguiente ronda de la Copa de la Reina (2-1) frente al Pradejon

El Cacereño femenino sufrió para pasar de ronda ante un Pradejón que mereció un mejor resultado, pero está vez la suerte estuvo de cara de un Cacereño femenino que tuvo que remontar el gol tempranero del equipo riojano.

El Cacereño, primer clasificado de su grupo en la liga reto Iberdrola, se enfrentaba a partido único al Pradejón, situado en el penúltimo del otro grupo de la liga Iberdrola. Dos equipos con dinámicas diferentes pero a la hora de la verdad, el que parecía mejor era el equipo visitante, ante un Cacereño que empezó muy nervioso el encuentro.

A los dos minutos ya se habían adelantado en el marcador tras un saque de esquina que remató Lidia, por lo que tocaba remar para remontar el partido.

Los primeros minutos el nerviosismo local se acentúo, incluso más, por el gol visitante que fue un jarro de agua fría para las jugadoras extremeñas.

El Cacereño poco a poco se hizó con las riendas del encuentro y empezó a crear peligro en el área defendida por Asensio. Así, tras la salida de un corner, fue Elsa la que puso el empate para el Cacereño femenino, a falta de dos minutos para el término del primer tiempo.

El segundo tiempo empezó con ocasiones muy claras para el Pradejón, que pudo haber sentenciado el partido si sus jugadoras hubieran estado más atinadas de cara el gol, siendo Delia la mejor jugadora del equipo extremeño, salvando a su equipo de varias ocasiones de gol.

Irene Yanguas y Carmen Sobrón tuvieron las ocasiones de gol que fallaron y dieron alas al conjunto local para llevarse el partido. Edna la tuvo para el Cacereño, pero no tuvo fortuna.

El partido era un toma y daca, con dos equipos lanzados al ataque. Alaitz la volvió a tener para el equipo visitante. Pero la que si atinó fue Edna, que en una gran dejada de Gabi, batió a Asensio dando la clasificación al equipo cacereño.

Ahora a esperar el sorteo en el que le puede tocar un equipo de la División de honor.

Be the first to comment

Deja un comentario